La Receta para el Arroz Frito

¡Es delicioso!

http://voicethread.com/?#q.b2418480.i0.k0

 

Anuncios

La evolución del Señor Gluzman

Película con “Voice Thread”

http://voicethread.com/share/2371743/

El Día de la Hispanidad

Estoy acuerdo con el punto de vista de Blanca Palaguachi. Creo que el Día de la Hispanidad significa un evento muy importante en la historia de los españoles. Sin embargo, no es necessario que se cancele la escuela en los Estados Unidos. El descubrimiento de las Américas es increíble, pero no es una representación de la historia de los antepasados estadounidenses, sino la de los españoles. Entonces, la celebración no significa tanto para mí como para una española. 

La Contraportada de “Abraham Lincoln: Vampire Hunter”

El autor Seth Grahame-Smith, creó una obra maestra en su libro “Abraham Lincoln: Vampire Hunter.” El autor también escribió “Pride, Prejudice, and Zombies,” un cuento con un estilo similar a “Abraham Lincoln: Vampire Hunter.” Él escribe historias de comedia y horror. El argumento está centrado en las aventuras del presidente cuando llegó a ser un cazador de vampiros. Los vampiros en ese cuento no son ni guapos ni brillante como en los libros de “Twilight,” sino que son espantosos y violentes. Smith nos cuenta la historia del presidente, pero incorpora vampiros en su educación y vida presidencial. Con la ayuda de un amigo vampiro, Henry, Lincoln se traslada por los Estados Unidos para que mate a todos los vampiros en el país mientras trata de conseguir el puesto del presidente. El tono es misterioso con mucha acción y también incluye una gran parte de la historia nacional.

Robot

En este cuento original, soy un robot. Fui contratado por una familia para que cuide a los niños. Soy más inteligente que un humano, pero, me doy cuenta de que un humano es lo mejor para este trabajo.

Era el primer día que llevé a los niños a la escuela. Estaba tan nerviosa porque no sabía si ellos me aceptarían. Era posible que a ellos no me gustaran porque soy muy diferente. Primero, no soy humano. Alguien me construyó para que yo haga lo que me dice. Aunque la persona que me construyó no puso un cerebro en mi cabeza, soy más inteligente que los humanos. Pensaba que podía ayudar a la familia con todo. Puedo limpiar la casa, cocinar, lavar la ropa, y ayudar los niños con su tarea. Sin embargo, el primer día de la escuela, y también el primer día de mi trabajo, descubrí que hay una cosa muy importante que no podía hacer: ayudar con los problemas sociales.

Pensaba que todo estaba bien cuando regresamos a la casa después de su primer día. Cuando sus padres volvieron a casa, me di cuenta que no era perfecta para este trabajo.

La mamá les preguntó a sus hijos como fue su día, y los dos niños empezaron a llorar. Quería parar el agua que caía de sus ojos, pero no sabía como.

“Por qué el agua cae de sus ojos?” les pregunté.

“Estamos tristes porque nuestros días fueron malos,” me contestaron, pero, no entiendo que sintieron. Aunque fui construido muy inteligente, no tengo un corazón, entonces, no puedo sentir emoción.

Fue en ese momento que me di cuenta que serviría mejor trabajando con científicos o profesores que cuidar a niños. Le sugerí a la mamá que ella contrate una mujer humana para cuidar a sus hijos porque ellos serían más felices. Era muy difícil renunciar a mi trabajo, pero sabía que era lo mejor para la familia.

La Pequeña Caperucita Roja

 

Un día, la Pequeña Caperucita Roja caminaba por el bosque para entregar pan, agua, y medicina a su abuela enferma. En el medio de su paseo, ella conoció a un lobo. El lobo era gordísimo y tenía dientes largos y agudos.

“A donde vas, chica bonita?” contestó el lobo.

“Pues, voy a la casa de mi abuela. Ella está enferma y no puede mover de su cama, entonces, voy a cuidar a ella,” respondió La Pequeña Roja.

“Ah, muy bien,” empezó el lobo. “¡Pero, ten cuidado! Hay otros lobos que no son tan simpáticos y amistosos como yo. Es necesario que tengas prisa y llegues a la casa muy pronto.”

“Aiy, muchas gracias por la advertencia, Señor lobo. Caminaré rápidamente.”

El lobo sonrió, mostrando sus dientes y de repente, corrió por el bosque.

La Pequeña Roja hizo como el lobo dijo y caminó de prisa hasta que ella llegó a la casa de su abuela. Sin embargo, cuando ella llegó la puerta estaba abierta.

La Pequeña Roja no sabía que el lobo que conoció antes en el bosque, ha comido su abuela y está llevando un disfraz.

Cuando La Pequeña Roja entró el cuarto de su abuela, ella dejó caer la cesta. “No es mi abuela,” ella pensó. “¡Es el lobo!”

“Hola mi nieta bonita,” el lobo dijo en voz muy alta. “Ven aquí y muéstrame lo que trajiste.”

“¡Nunca!” exclamó la chica. “No eres mi abuela. Eres el lobo que conocí en el bosque.”

El lobo se puso nervioso porque la chica supo que él está disfrazado. ¡Ella ha destruido su plan! El lobo empezó a sudar, y de repente, un hombre llamó a la puerta. El hombre causó más estrés al lobo y entonces, su corazón latía.

En los años pasados, el lobo no comía una dieta muy sana. Al resultado de la obesidad de los humanos, el lobo ha comido tanta grasa y sus arterias estaban obstruidas. Al resultado del todo estrés en ese momento y su salud malo, el lobo sufrió un ataque de corazón y se cayó al piso, muerto.

El hombre entró con una hacha y exclamó, “Donde está el lobo? Te salvaré.”

“No es necesario que me salves,” explicó la chica. “El lobo se murió.”

El hombre camino hacia el animal y estuvo de acuerdo de que el animal estaba muerto. “Es un milagro para ti, pero una lástima para él: las consecuencias de la obesidad.”

Anteriores Entradas antiguas